Artículos de Javier Gutiérrez en InfoCatólica

Javier Gutiérrez

Corresponsal de InfoCatólica en Perú

El cigoto: ¿es persona?

Reducir el alma humana y el ser persona únicamente al hecho de tener cerebro es tan absurdo como reducir la esencia biológica del hombre al caminar sobre dos piernas.

RPP: Radio «Propaganda» del Perú

¡Ay de aquel a quien se le ocurra enfrentárseles! Cuanto menos, perderán su trabajo, porque no hay tolerancia hacia las personas, porque se confunde la idea con el sujeto, y porque la ley se lo permite

Pérez Tello, miopía y el reino de los ciegos

Bueno, señora Ministra, yo coincido en parte con usted. Bien miope hay que ser para no haber visto todas las barbaridades que su gobierno está realizando: que los trabajadores de sanidad tienen prohibido el recurso a la objeción de conciencia.

Álvarez Rodrich, la 'idiotez' y el género

Miren, señores de la prensa peruana: líquido, blanco, en vaso, y salido de la ubre de una vaca. Nieguen lo que quieran, pero sigue siendo leche. Dénselo a un intolerante a la lactosa diciéndole que es agua con colorante blanco, a ver si por eso va a dejar de hacerle daño.

Rosa María Palacios, las 116 páginas y lo que no quiso leer

Querida Rosa María Palacios, la sociedad peruana está alterada. No porque no habiendo leído están siendo engañados, sino porque en este currículo se impone a todas las escuelas públicas y privadas una visión ideologizada y parcial.

PPK: Petición a un Presidente Konsagrado

Aunque sin duda es encomiable que un Jefe de Estado realice una consagración como ésta, públicamente y bajo solemne juramento, no basta.

Una Pregunta Incómoda

En cuanto le mencioné «aborto por violación» su rostro se transformó y las respuestas pasaron de categóricas a evasivas o indefinidas. A la tercera vez que le pregunté directamente si se podía quitar una vida para solucionar un conflicto, sólo recibí un «No necesariamente».

La Ventana de Aborton

Lo primero es hacer que un tema tabú pase a ser algo propio de unos pocos radicales, que se da en ciertas sociedades o en algunos barrios marginales.

Por la Píldora Baila el Mono

En el hospital Honorio Delgado, por ejemplo, si deseas que te traten, te dan la lista de materiales que necesitan para atenderte. Si no los compras tú, no hay quien lo haga. Desde jeringuillas hasta guantes. ¡Guantes! ¡El hospital no tiene guantes pero sí PDS!

Epidemia limosnera

Si el centro de la vida cristiana es la Eucaristía y el centro de ésta es la colecta, como así pareciera al ver que la preocupación porque todos contribuyan con sus bienes es mayor, por ejemplo, que la de que comulgue una mayor cantidad de hermanos, entonces mejor suscribámonos todos a un envío automático de dinero desde nuestras cuentas bancarias, que así nos ahorramos el arreglarnos los Domingos por la mañana y el perder tiempo en ir a Misa, y vamos directamente a lo esencial

De(test)ando la política peruana

Mientras en el Perú no se transforme el concepto mismo de política, nos será imposible a los católicos saber a ciencia cierta qué congresistas o candidatos presidenciales defienden los valores fundamentales que compartimos

Una declaración Políticamente Correcta

La revista de Charlie Hebdo, ¿no apelaba y sigue apelando también al odio con sus viñetas y burlas generalizadoras, blasfemas e insultantes a nivel institucional tanto o más públicamente que ninguna mezquita? Ciertamente la violencia que emana de la revista satírica es únicamente intelectual, no física, aunque no por ello deja de ser violencia

Agón, el Combate del Cristiano

Al abrirle al laico la participación en la vida intraeclesial, éste, que antes no tenía mayor ámbito de misionalidad católica que su ambiente de trabajo y su cotidianeidad pública, ha dirigido ahora todo su ánimo y su líbido católico a la pastoral de la parroquia en catequesis, grupos de oración, participación en la liturgia, etc., y ha olvidado la santificación de este mundo en la vida ordinaria, cotidiana y pública

«Unión Civil» en El Comercio

Lo que quería era saber qué decían aquellos a los que El Comercio tan diligentemente se ofrece para alzar sus voces, y acabé decidiéndome a leer alrededor de 50 columnas, lo que me ha llevado a un estado a veces cercano al colapso.