Artículos de Esteban Rodríguez Martín en InfoCatólica

Esteban Rodríguez Martín

Portavoz de la Plataforma de Ginecologos por el Derecho a Vivir

Cribado de Sd Down: el principio de la discriminación

La cuestión básica que muchos soslayan es una reflexión seria sobre si un protocolo médico, o mas en propiedad, «medicalizado»; que se diseña para facilitar la decisión de eliminar al enfermo, resulta éticamente aceptable y legítimo desde un punto de vista legislativo.

¿Existe algún anticonceptivo que no sea abortivo?

A día de hoy podemos afirmar desde un punto de vista científico que las conocidas píldoras del día después (levonorgestrel) y de los cinco días ( acetato de ulipristal) no están exentas de efectos que pueden impedir la implantación de un embrión si la fecundación se ha producido, hecho que nunca será posible verificar hasta al menos cuatro semanas más tarde.

Gallardón y su conflicto de intereses

Resulta inadmisible que un derecho de rango fundamental y pre político como lo es el derecho a vivir quede supeditado a otros de menor rango, sin embargo el timorato gobierno teme que legislar la protección de la vida desde su principio pueda suponer un conflicto contra sus propios intereses políticos y electorales.

El negocio de la eugenesia y la dialéctica del miedo

Una de las premisas para ofrecer un diagnóstico prenatal cada vez más precoz a toda la población de embarazadas está basada en el miedo.

La bestia astuta

El hombre que ya ha entendido con su razón y su inteligencia esta verdad sobre su ser y sobre su dignidad, siendo capaz de respeto al otro por caridad con él, ya no vive para la gestión de su lujuria como la bestia astuta de Spaemann

Más que nunca urge proteger la vida de los Down

Ciertamente, en los países europeos en los que la eliminación prenatal de los Sd de Down es legalmente permitida, su diagnóstico antes del parto conduce a la destrucción del 88% de estos pacientes.

Abortar daña la salud reproductiva

Desde un punto de vista médico sí que existen evidencias científicas suficientes para erradicar el aborto intencionado como medida que mejoraría la salud sexual y reproductiva de la mujer y de sus futuros hijos

Masiá: Un moderado muy radical

Eso que dice este pastor de almas y profesor de bioética de que «si no lo condenamos moralmente tampoco aceptaremos que legalmente se penalice», es una falaz demagogia con el disfraz de una ética de muy bajo perfil; la condena moral es indiscutible y así también la penal, pues un ser humano inocente de culpa y sin capacidad de legítima defensa será discriminado a muerte por su salud y su edad y a su madre se le causará un daño irreparable.

¿Detendrá Gallardón el genocidio?

En torno al 90 por ciento de las personas que deberían haber nacido con este síndrome han sido eliminadas antes de haber vivido entre 150 y 165 días cuando han sido delatadas por el sistema sanitario en el plazo establecido.

La esperanza de vida de las personas con Síndrome de Down

Lo más grave que está sucediendo en la atención medicalizada de las personas con síndromes de Down es que están siendo cribados y seleccionados desde sus primeros días de existencia mediante test invasivos y no invasivos para facilitar su ejecución antes de las 22 semanas de vida.

Pilatos sigue vivo: demócratas sin conciencia

Estos «pilatos» de hoy, que exigen que los médicos actúen como Judas delatando a los enfermos para no privar al pueblo de decidir si desean ejecutar a los inocentes, carecen de todo interés por la justicia y por la verdad al igual que hace dos milenios.

No hacer el diagnóstico prenatal de Síndrome de Down salva vidas

Probablemente la intención de éste solo era la de hacer el diagnóstico, nunca se atrevería a manchar sus manos con sangre inocente, su cometido terminaba ahí, no sin antes informar a la chiquilla de dónde y cómo podría haber destruido la vida su hija.